Kiva, el programa número 1 contra el acoso escolar  

Kiva es el prestigioso programa contra el acoso escolar desarrollado por el Ministerio de Educación de Finlandia cuya eficacia ha quedado demostrada en rigurosos estudios científicos.

En 2006 el Ministerio de Educación finlandés, preocupado por los crecientes casos de acoso escolar, encargó a un equipo experto en psicología infantil y acoso escolar un programa específico para eliminar esta lacra de sus aulas.

KiVa ha sido evaluado en ensayos extensivos controlados con más de 30.000 alumnos de intervención y 30.000 de control y se ha demostrado que el programa reduce de manera muy significativa los casos de acoso.

Además, sus efectos positivos se han extendido a una mayor motivación y mejores resultados académicos.

Tras implantarlo en el 90% de las escuelas finlandesas y haber comprobado su alta efectividad, su éxito se ha trasladado a países de todo el mundo: Suiza, Holanda, Reino Unido, Francia, Italia, Nueva Zelanda, etc… y ya esta disponible para los colegios en España.


El objetivo de KiVa

Reducir el número de casos de acoso escolar a través de 3 vías:

 Formando a los docentes con las estrategias, metodologías y herramientas prácticas para prevenir, intervenir y hacer seguimiento de los casos de acoso. 

  Ayudando a los niños a reconocer sus propios sentimientos y los de sus compañeros, reforzando su sistema de valores para afrontar el acoso.

 Ofrececiendo a los padres información sobre el acoso dándoles pautas para que puedan identificarlo y tener un papel clave en la comunicación escuela-casa.


Los Pilares de KiVa

 

El programa se sustenta en tres principios básicos:

1.- Prevención

KiVa previene el acoso escolar mediante acciones globales dirigidas a todos los alumnos y no solo al acosador o a la víctima. Se pretende influir en el grupo para que ellos mismos no fomenten y corrijan estas situaciones.

2.- Intervención

El programa cuenta con acciones específicas para los casos en los que ya se está produciendo una situación de acoso escolar. Están dirigidas tanto al acosador como a la víctima y se elige también a un pequeño grupo del entorno de estos con el objetivo de que apoyen a la víctima y se termine con el acoso.

3.-  Supervisión

KiVa cuenta con una herramienta online que evalúa la situación inicial del centro y hace un seguimiento constante de los cambios que se van produciendo.